Más de 40 mujeres del municipio de L’Hospitalet de Llobregat participaron en cuatro sesiones formativas sobre la violencia machista, organizadas por la Fundación Akwaba, con los objetivos de mostrar el marco legal en referencia a sus derechos como posibles víctimas de malos tratos y matrimonios forzados, brindar asesoramiento laboral, y dar a conocer los servicios existentes de la ciudad y el territorio de acogida, ya que muchas de ellas eran de orígenes y procedencias diversos.

Las participantes de este proyecto venían, en su mayoría, de los barrios de Collblanc-La Torrassa, La Florida, Pubilla Cases y otras zonas de L’Hospitalet de Llobregat en las que la Fundación Akwaba trabaja desde hace 27 años brindando servicios de acogida, formación, promoción de la ocupabilidad, sensibilización para la justicia global a través de campañas educativas y promoción de las personas por medio de las tecnologías de la información (TIC).

Durante las sesiones formativas, realizadas durante noviembre y diciembre del 2019, las exponentes se centraron en visibilizar todos los tipos de violencia (física, psicológica, sexual y económica) trabajando, sobre todo, en el ámbito familiar, de pareja y social o comunitario. Del mismo modo, se quiso poner de manifiesto la importancia del relato y el lenguaje en la legitimación y reproducción de la violencia machista.

Además, se incidió en la complejidad del fenómeno de la violencia machista en mujeres inmigrantes ya que, a pesar de que la raíz del problema es el mismo que las nacionales, existen factores que sitúan a estas personas en un lugar de mayor vulnerabilidad, como la falta de familiares y de una red social que les pueda dar apoyo en situaciones de riesgo, la dependencia legal y económica del agresor, las barreras lingüísticas y el desconocimiento de la sociedad de acogida.

Desde la Fundación Akwaba se ha trabajado la perspectiva de género, especialmente desde un enfoque interseccional, por medio del proyecto en centros educativos “Ni uniformes ni etiquetas: por una escuela y un mundo intercultural y con equidad de género” (http://niuniformesnietiquetes.esy.es/), y de iniciativas de empoderamiento de género a través de la formación.

Este tema es de especial importancia para la institución. De acuerdo con cifras proporcionadas por BCN Antimasclista, en Cataluña, un 51,3% de mujeres ha sufrido violencia machista (excluyendo comentarios, gestos sexuales o exhibicionismos) a lo largo de su vida. Y un 25,3% de las mujeres, una de cada cuatro, ha sufrido alguna agresión especialmente grave durante su ciclo vital.